Radiogrupo Sur Grupo DX Radiogrupo Sur
     

Punta José Ignacio

La Punta de José Ignacio es la prolongación de la costa hacia el océano, conformando un paradisíaco rincón de la costa uruguaya con un largo aproximado de 2 Km

A ambos lados bahías naturales formaron, una playa mansa y una brava. Así, la playa brava queda al oeste de la pequeña península, y la mansa al este.

José Ignacio se asemeja a una aldea de pescadores, conservándose las barcas en la orilla y los quinchos sobre Playa Mansa. Los mismos pescadores venden el pescado fresco y sus costas son consideradas uno de los mejores pesqueros de costa y de embarque del Uruguay

EL FARO
Punta José Ignacio
Características
Características
Características
Características
La Punta José Ignacio se trata de una pequeña península o cabo que se interna en el Océano Atlántico a través de sus dos kilómetros de largo y 800 metros de ancho.

Hacia el oeste de la península, se encuentra la Playa Mansa, con sus pequeños barcos pesqueros y sus mágicos atardeceres. Hacia el este, se encuentra localizada la Playa Brava, que se caracteriza por su ancho y sus grandes olas.

Se halla entre dos lagunas, la Garzón y la José Ignacio.
Historia
Historia
Historia
Historia
El origen del nombre de la península y del balneario parece provenir de uno los antiguos pobladores de la zona, llamado José Ignacio Sylveira; un "abridor de caminos" enviado por la Corona Española para llevar mercaderías portuguesas a Maldonado, en 1728.

En 1763, el Virrey Cevallos creó una estancia en la zona, donde las tierras pertenecían al patrimonio fiscal y la llamó "José Ignacio".

La historia oficial del pueblo comenzó en 1877, cuando se construyó el emblemático Faro, con el fin de evitar los naufragios tan frecuentes en esta zona del Atlántico.

La empresa Costa y Cía. fue la encargada de controlar el faro, hasta que en 1907, cuando finalizó la concesión y la explotación del mismo pasó al Estado.

En esa época la única forma de acceder al lugar era a caballo, en carruajes, o por mar.

En 1907 el agrimensor Eugenio Sainz Martínez realizó el primer loteo de terrenos en el balneario. Sin embargo recién a finales de la década de 1920 se construyeron las primeras casa de material y la primera pulpería.

En 1954 se construyó el camino que unía al balneario con ruta 9 y comenzó a funcionar el primer servicio de ómnibus con destino a San Carlos.

Por muchos años, sin embargo, José Ignacio fue un destino solitario y escondido, impulsado solo por visionarios arriesgados como Juan Valenza, quien instaló la primera inmobiliaria y se mudó allí de forma permanente.

Las construcciones empezaron a multiplicarse, combinándose las casitas de pescadores con las residencias cada vez más lujosas de los veraneantes pudientes.